Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 16 Noviembre-Deciembre 2002


Volver al índice en español - Go back to English
Conferencia del Banco Mundial sobre Discapacidad y Desarrollo
Por Bruce Curtis, Departamento Internacional del Instituto Mundial sobre Discapacidad (International Department, World Institute on Disability)

En una ma–ana fr’a y seca en Washington, D.C., la gente comenz— a llegar a la sede del Banco Mundial, un edificio de una cuadra, esculpido en vidrio y acero, para asistir a un evento hist—rico, la celebraci—n del 3 de diciembre, D’a Internacional de las Personas con Discapacidad declarado por la Organizaci—n de Naciones Unidas.

Este evento se organiz— para: "reunir a las y los funcionarios del Banco Mundial, de los pa’ses en desarrollo y de los pa’ses contribuyentes, representantes de la sociedad civil, y representantes de organizaciones internacionales y otras organizaciones afiliadas, para discutir las estrategias que el Banco Mundial y otras agencias de desarrollo pueden llevar a la pr‡ctica para responder mejor a las necesidades de las personas con discapacidad que viven en la pobreza en los pa’ses en desarrollo en todo el mundo."

Siga estos enlaces para una descripci—n completa del evento del Banco Mundial.

Lentamente la gran sala se comienza a llenar con peque–os grupos de personas que hablan entre s’, rodeados por cafŽ y rosquillas y amables camareros. Alrededor de la sala se colocaron mesas de exhibici—n de materiales de las organizaciones no gubernamentales y fotograf’as de equipo especializado y personas con discapacidad, sonrientes y activas de todo el mundo.

DespuŽs de pasar por los guardas de seguridad y alrededor del piso multiprop—sito, encontramos los kioscos de las organizaciones no gubernamentales, animadas con su personal y representantes, todas y todos dedicados a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. Con el tiempo las y los representantes de Jap—n, Finlandia, Canad‡, Hait’, El Salvador, Guatemala y de varios pa’ses de çfrica, Medio Oriente y Asia, ingresaron al gran sal—n de conferencia. Todos los espacios se llenaron, incluso los pasillos con sillas de ruedas.

Sesi—n inaugural

Finalmente, el Sr. James D. Wolfensohn, Presidente del Banco Mundial y otras y otros presentadores, con Judy Heumann en su silla motorizada, abriendo paso entre la multitud, como MoisŽs cuando gu’aba a su pueblo hacia la Tierra Prometida, entraron al sal—n.

La estadounidense Judy Heumann es una activista de los derechos humanos de las personas con discapacidad, ex Directora de la Oficina de Educaci—n Especial y Servicios de Rehabilitaci—n (Office of Special Education and Rehabilitation Services) en el Departamento de Educaci—n durante la administraci—n Clinton. Ella fue contratada por el Banco Mundial en junio del a–o 2002. Es la primera vez que el Banco Mundial nombra un Asesor en Materia de Discapacidad y Desarrollo. Nos dijo que el prop—sito de este puesto es: "Dirigir el trabajo del Banco Mundial en materia de discapacidad y destacar la importancia de incluir estos temas en las discusiones entre el Banco Mundial y sus pa’ses miembros y ofrecer asesoramiento para que mejoren sus pol’ticas, programas y proyectos, y as’ lograr que las personas con discapacidad puedan vivir y trabajar, con igualdad de oportunidades en sus comunidades" (Siga esta conexi—n para obtener una descripci—n del anuncio del Banco Mundial).

Seguidamente, despuŽs de la entrada de las y los intŽrpretes de lenguaje de se–as y mediante una gran pantalla donde las palabras aparecen mientras se habla, Judy le dio la bienvenida a las y los 500 participantes: "El prop—sito de esta Conferencia es que participemos en discusiones que nos permitan una mejor comprensi—n de los temas de desarrollo econ—mico, las conexiones entre el desarrollo econ—mico y los derechos humanos, as’ como promover m‡s discusiones y labores dentro y fuera del Banco Mundial." (Siga esta conexi—n para escuchar y ver un video con el discurso de la Judy Heumann).

Judy motiv— a los presentes a leer el editorial del Washington Post del 3 de diciembre del 2002, escrito por el Sr. Mr. Wolfensohn: "Pobre, con discapacidad y encerrado" (Poor, Disabled and Shut Out), retrato de las vidas de 400 millones de personas con discapacidad que viven en los pa’ses en v’as de desarrollo, la mayor’a de las veces en pobreza, aislamiento y desesperaci—n. En su art’culo, el nos pide a todos: "prestarle mucha atenci—n a las personas que no son escuchadas en sus sociedades, a las personas cuyas discapacidades son usadas para mantenerlas fuera de la escuela, del trabajo o alejadas de la participaci—n en sus comunidades...El tema de la discapacidad debe formar parte de la planeaci—n ordinaria del desarrollo. Y se puede hacer mediante una alianza din‡mica con el sistema de Naciones Unidas, los gobiernos y las agencias como el Banco Mundial, las organizaciones no gubernamentales, el sector privado y otros grupos alrededor del mundo." (Siga esta conexi—n para escuchar o ver un video con el discurso de Sr. Wolfensohn).

Observaciones personales

"Como persona con discapacidad que ha estado trabajando internacionalmente durante m‡s de 20 a–os, para desarrollar y fortalecer la capacidad de las organizaciones de personas con discapacidad y que ha contribuido en la organizaci—n de conferencias semejantes, que buscan incluir los temas relacionados con las personas con discapacidad dentro de las pol’ticas y proyectos de las agencias de la cooperaci—n extranjera de Estados Unidos y las actividades de las organizaciones no gubernamentales, de pronto me siento optimista. DespuŽs de tantos a–os de reuniones amables con representantes gubernamentales de bajo nivel que nunca llegaron a nada, despuŽs de a–os de constatar c—mo se destinan cantidades rid’culamente m’nimas para proyectos internacionales para las necesidades de las personas con discapacidad, finalmente una de las m‡s grandes e importantes instituciones financieras del mundo, ha asumido un liderazgo firme, declarando que las personas con discapacidad son un foco de atenci—n para su futuro trabajo."

Comentarios del Presidente Wolfensohn

El Sr.Wolfensohn describi— el trabajo anterior del Banco Mundial. Afirm— que antes la participaci—n del Banco Mundial hab’a sido "incidental" y enfatiz— su deseo de que en el futuro el Banco Mundial, integre los temas de discapacidad y las opiniones de las personas con discapacidad dentro de todos los aspectos de sus actividades de desarrollo. Reconociendo las capacidades de una gran dirigente, expres— su gratitud hacia Judy Heumann quiŽn ahora es su colaboradora para desarrollar esta nueva iniciativa.

El Sr. Wolfensohn se–al— como en sus muchas reuniones con dirigentes de 120 pa’ses, raramente ellos le han presentado los temas relacionados con la discapacidad como prioridad. TambiŽn indic— que cuando en sus reuniones las agencies internacionales discuten las pol’ticas educativas, a las personas con discapacidad no se les identifica en el mismo plano de igualdad que a otra ni–as y ni–os: "En los temas como el acceso a una educaci—n para todas y todos, las escuelas y las instituciones usualmente no contemplan los elementos de acceso m‡s b‡sicos. Debo admitir que la comunidad internacional ha defraudado a la comunidad de personas con discapacidad. No insiste en su obligaci—n de procurar que los las construcciones de edificios que financia, cuenten con la accesibilidad necesaria para que las personas con discapacidad las puedan usar, para que tengan oportunidades de ejercer su derecho a estudiar, a trabajar, a atender sus propios asuntos y a contribuir con las sociedad."

Coincidentemente con lo expresado por el Presidente del Banco Mundial, durante una reuni—n de seguimiento esa misma semana en Washington acerca de los esfuerzos para incluir los temas de discapacidad dentro de la pol’tica exterior de Estados Unidos, las y los dirigentes de las personas con discapacidad con experiencia internacional, manifestaron que hab’an visto como dineros provenientes de la colaboraci—n internacional estadounidense, administrados por una organizaci—n no gubernamental, se estaban invirtiendo en construir escuelas y edificios, en Kosovo, que carec’an de medidas de accesibilidad. Situaci—n similar se dio en Honduras, despuŽs del Hurac‡n Mitch, ya que las obras de reconstrucci—n no incluyeron las necesidades de accesibilidad demandadas por las personas con discapacidad que usan silla de ruedas.

Este es un equivocado comportamiento de omisi—n que promueve la exclusi—n y reproduce la segregaci—n institucional. Es lamentable que esa organizaci—n no gubernamental, financiada con fondos de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo, actśa violando las nuevas pol’ticas sobre Cooperaci—n Internacional de 1997 que demandan: "Promover las actividades de defensa de los derechos de las personas con discapacidad por ellas mismas, la cobertura y la inclusi—n de las personas con discapacidad f’sica y mental, al m‡ximo de participaci—n, en el dise–o y la puesta en pr‡ctica de la planeaci—n de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo. Adem‡s se han establecido normas para tales efectos (La siguiente conexi—n le permite leer el texto de la Nueva Pol’tica para la Colaboraci—n Internacional).

El Sr. Wolfensohn concluy— sus comentarios prometiendo: "En lo que deseo comprometerme con ustedes hoy es muy simple: lo primero es que no hemos hecho tan buen trabajo, pero lo segundo, es que ahora estamos ansiosos por asegurarnos que todos vamos a hacer un mejor trabajo en los temas de discapacidad, no como algo marginal, no como un lujo, sino como algo que sea central para nuestra funci—n al responderle a la pobreza, ... tenemos la esperanza de un reconocimiento mayor por parte de ustedes ahora que nuestra puerta est‡ abierta de par en par, para establecer nuevas alianzas, nuevas maneras de entendimiento y nuevas iniciativas donde juntos podamos hacer una diferencia en las vidas de la gente que desea vivir una vida ordinaria, una oportunidad de obtener un empleo, una oportunidad de ser aut—nomas econ—micamente y una oportunidad de contribuir. Termino asegur‡ndoles que el Banco Mundial celebrar‡ una segunda conferencia dentro de dos a–os, para revisar el progreso que podamos realizar con la comunidad de las personas con discapacidad."

Otros de las personas que hicieron sus presentaciones durante el d’a fueron, Bengt Lindqvist, Relator Especial de Naciones Unidas en Materia de Discapacidad (United Nations Special Rapporteur on Disability, Su Majestad la Reina Noor de Jordania, Patrona y Presidenta Honoraria de la Red de Sobrevivientes de Minas Antipersonales (Landmine Survivors Network), el Senador de Estados Unidos, Edward Kennedy.

Las y los expertos con discapacidad que trabajan en proyectos de desarrollo, tuvieron participaci—n plena en todas las sesiones. TambiŽn se proyect— el video: "Las voces no escuchadas: Incluyendo a las personas con discapacidad en los programas de desarrollo" (Unheard Voices: Including Disabled People in Development Programs), realizado por la Organizaci—n Mundial de Personas con Discapacidad (Disabled Peoples' Internacional/ DPI) durante su Congreso Mundial de octubre del 2002 en Jap—n: (Se pueden consultar todos los discurso y ver los videos).

Mientras hablaba con otros participantes en la conferencia, varias veces escuchŽ comentarios muy positivos acerca del fuerte mensaje de prometer la inclusi—n por parte del Presidente y los otros representantes del Banco Mundial. Durante los di‡logos pśblicos de los miembros del pśblico, muchas personas mientras que hac’an referencia a sus pasadas experiencias con la discriminaci—n y la exclusi—n institucionales, tambiŽn equilibraron sus comentarios con una nota cauta de optimismo en relaci—n con las intervenciones del Sr. Wolfensohn y otros representantes del Banco Mundial.

El Sr. Wolfensohn dijo: "Este para nosotros no es un "D’a Feriado". Este es un momento de reafirmar un compromiso fuerte y central y, bajo la dirigencia de Judy, confiamos poder trabajar con todos ustedes y lograr un progreso real en los pr—ximos a–os."

Optimismo

Creo que muchas personas, por no decir todos los participantes salieron de la Conferencia manifestando que hab’an sido testigos de una apertura en el campo del desarrollo internacional de las personas con discapacidad.

Tendremos que esperar e ir verificando cu‡n profundo y sustancial es el compromiso del Banco Mundial para convertirse a un gran promotor de los temas de inclusi—n en materia de discapacidad y la participaci—n de las personas con discapacidad dentro de sus esfuerzos para combatir la pobreza en el mundo.

Desafortunadamente, una herencia de discriminaci—n y exclusi—n nos ha ense–ado a ser muy cuidadosos respecto a las promesas. Me encuentro dentro de los optimistas, porque tambiŽn vi a Judy Heumann sentada a la par del Presidente del Banco Mundial y, como tantas personas que conocen de la larga trayectoria de Judy y su incansable lucha en favor de los derechos de las personas con discapacidad, sŽ que si alguien puede realizar correcciones dentro de esta instituci—n internacional y hacer que las promesas se cumplan, es Judy. ÁJudy lo puede hacer!

Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!