Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 14 Junio-Agosto 2002


Volver al índice en español - Go back to English
La mutilación genital femenina: Un asunto de derechos humanos en África
Por Kay Schriner (kays@uark.edu)

La mutilación genital femenina es una práctica general en Uganda, Sudán y otras naciones de África y está siendo combatida por las y los defensores de los derechos humanos. Esta espantosa práctica ha existido desde hace mucho tiempo. Las y los estudiosos estiman que unos 100 millones de mujeres de 25 países africanos han sido víctimas de mutilación genital. En Sudán, 9 de cada 10 mujeres han sido mutiladas a pesar de la campaña para evitarlo.

La mutilación genital femenina va de "la clitoridectomía, parcial o completa, a la remoción de los labios internos y externos, hasta la infibulación o coser los lados de la vulva" (Neath 1997, página 207).

Serias consecuencias para la salud
La mutilación genital femenina tiene consecuencias trágicas. Según Neath: "La infibulación dificulta el paso de la orina y la sangre menstrual y produce intenso dolor. Frecuentemente hay una acumulación de residuos e infecciones que se pueden pasar a todo el sistema reproductor y renal. Las lesiones consecuentes de la mutilación genital incluyen el dolor crónico, pérdida de la sensación sexual y pérdida de movilidad, que se evidencia en la dificultad que presentan las mujeres mutiladas al caminar. También se producen serias dificultades durante el parto, con mucho dolor y gran esfuerzo debido a la existencia de tejido inelástico en la cicatrización. Las vidas de ambos, la madre y el niño quedan en gran peligro durante el parto." (página 207).

Las estudiosas feministas consideran que la mutilación genital femenina es un intento de los hombres para controlar la sexualidad de las mujeres y su reproducción. Otros la consideran una medida principalmente económica. En Sudán, por ejemplo, la Red de Sudán para Abolir la Mutilación Genital Femenina (Sudanese Network for the Abolition of FGM) afirma que los ginecólogos han estado anunciando la Circuncisión Sharia.

La mutilación genital femenina tiene sus raíces en las costumbres sociales y religiosas. Durante las ceremonias donde se realiza esta mutilación, se honra a los padres y se aprovecha la oportunidad para reunir a la comunidad.

Las mujeres defensoras de los derechos humanos en África están atacando esta práctica de muchas maneras. Están dirigiendo sus campañas a las jóvenes y a las familias. Una de las activistas nos dijo: "Hemos descubierto que los padres... comienzan a circuncidar a infantes de 0 a 2 años. La educación de los jóvenes no ayuda si dejamos por fuera a los padres."

Incentivos para no circuncidar
La organización USA-UGPA Asociaciones de Madrinas y Padrinos de USA-UGANDA (Uganda Godparents Associations), ofece ahora incentives a los padres que no mutilan a sus hijas: "Comenzamos con un proyecto de terneras y cabras. Está funcionando pero necesitamos hacer más", nos dijo una asociada.

Pero los esfuerzos de las y los defensores de las mujeres están siendo atacados por otra práctica. En Tanzania, una organización no gubernamental está usando "la técnica moderna de sólo cortar la punta del clítoris. Esta técnica es menos invasiva que los otros procedimientos." Pero esta técnica produce cicatrices y complicaciones en el parto. Las y los activistas manifiestan que cualquier procedimiento que dañe el cuerpo de una joven o mujer, es espantoso.

La información y las citas de este artículo se pueden encontrar en: www.allafrica.com.

Traducción del título: "Las causas sociales de la deficiencia, la discapacidad y el abuso: una perspectiva feminista", Neath, J. (1997). (Social causes of impairment, disability, and abuse: A feminist perspective). Journal of Disability Policy Studies, 8, 195-230.
Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!