Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 23 Abril-Mayo 2004


Volver al índice en español - Go back to English

Noruega apoya proyectos de discapacidad y desarrollo

Artículo proporcionado por RI-Norway (www.ri-norway.no) para Disability World

Noruega es uno de los pocos países del mundo que ha adquirido el compromiso de priorizar el tema de la discapacidad en su cooperación para el desarrollo. Este compromiso se remonta a casi cinco años atrás y ha llevado a planes y lineamientos sobre cómo darle seguimiento a los temas de discapacidad por los actores noruegos del campo del desarrollo. La gran pregunta hoy en día es si todo el compromiso, todas las declaraciones y los documentos en realidad han traído cambios para los discapacitados de los países pobres. Volveré a este punto más adelante, primero veamos lo que pasó para que se diera el cambio de enfoque respecto a la discapacidad.

Antecedentes

Al presentar su propuesta para el desarrollo nacional de 1999, el gobierno de Noruega declaró que se pondría mayor énfasis en medidas para personas con discapacidad. En sus recomendaciones presupuestarias el Comité de Asuntos Exteriores declaró unánimemente lo siguiente: “El Comité ha notado que debe darse prioridad a la asistencia para el desarrollo de personas con discapacidad. El comité se refiere en esta conexión a la necesidad de un esfuerzo coordinado y coherente, en el que los derechos de las personas con discapacidad se incluyan dentro de la asistencia, tanto bilateral como multilateral. El Comité subraya la necesidad de lineamientos y un plan general que asegure que la asistencia para el desarrollo de personas con discapacidad vaya acorde con sólidos principios de derechos humanos.”

Estas declaraciones representan un importante cambio respecto al tema, un cambio que fue en buena medida el resultado de los cabildeos realizados por las organizaciones de personas con discapacidad (OPD) de Noruega. Estas organizaciones habían argumentado durante varios años que el tema no podía dejarse únicamente en manos de ONG.

Estas declaraciones también condujeron al Plan Noruego de Inclusión de Personas con Discapacidad en la Cooperación para el Desarrollo, preparado por el Ministerio de Asuntos Exteriores (MAE) y aprobado el 10 de noviembre de 1999.

Desarrollo del plan

Este plan es bastante breve, pero también es muy concreto en lo que concierne al seguimiento del MAE en su cooperación con agencias multilaterales de ayuda humanitaria. Adicionalmente el plan instruye a la agencia de desarrollo de Noruega –NORAD- para que “elabore un plan de operativización y uso de medidas en los esfuerzos por proporcionar ayuda bilateral a personas con discapacidad. El plan asegurará que estos esfuerzos se lleven a cabo de acuerdo con principios sólidos de derechos humanos.”

La preparación del plan de operativización de NORAD llevó más de dos años, pero en marzo de 2002 se publicó el documento, llamado “La inclusión de la discapacidad en la cooperación noruega para el desarrollo”. El documento se divide en dos partes. La primera se refiere a las políticas noruegas para la gente con discapacidad, los acuerdos y convenciones internacionales de relevancia, etc. Adicionalmente hay una discusión sobre los desafíos vinculados a temas de desarrollo y discapacidad.

La segunda parte contiene lineamientos prácticos para implementar el trabajo.

Vale la pena mencionar que las OPDs miembros de la Alianza del Atlas se involucraron tanto en la preparación del plan del MAE como en la de los lineamientos del NORAD.

¿Han ocurrido cambios sustanciales?

Como se mencionó arriba, la gran pregunta ahora naturalmente es si estas herramientas han producido algún gran cambio en la implementación práctica del apoyo noruego al desarrollo. Hasta ahora se han visto algunos cambios, pero estos están ligados principalmente al apoyo de las agencias multilaterales. Por ejemplo, Noruega ha concedido un fondo de discapacidad de tres años al Banco Mundial. También apoya a UNESCO como abanderada de la educación inclusiva y parte del Secretariado sobre este tema, se encuentra en Oslo. Además el MAE fue un importante instrumento para realizar la Conferencia Nórdica sobre Discapacidad y Desarrollo, que se realizó en noviembre de 2000.

Respecto al apoyo bilateral es más difícil identificar el seguimiento. Varios actores se han ocupado de esto, y por lo tanto NORAD ha decidido someterse a una evaluación sobre lo que realmente está pasando respecto al tema de la discapacidad dentro de la esfera de su responsabilidad. Actualmente, hasta donde se sabe, dicha evaluación estará dividida en dos partes; por una parte se tratará de averiguar si los lineamientos se han seguido y han resultado útiles, por la otra se intentará obtener una visión amplia de si la discapacidad ha sido incluida en grandes programas apoyados por Noruega.

Perspectiva de las OPD

Desde las perspectivas de las OPD, debe admitirse que los cambios dentro de la cooperación bilateral noruega no son muy visibles. Esperamos que no estén en lo cierto, pero hasta ahora el factor más alentador ha sido el cambio de actitud mostrado por algunos de los actores más importantes en este cambio. El proceso ha dejado una cosa muy clara, sin embargo, y es que será necesario que las OPDs actúen como guardianas del mismo durante muchísimo tiempo. Dentro del desarrollo para la cooperación existe la tendencia a pensar que hay tantas buenas causas y grupos meta dignos de recibir apoyo que “no podemos cubrirlos a todos”. Para nosotros, esto equivale a ver el tema del desarrollo desde una perspectiva distorsionada: No se trata de dividir a la población en grupos distintos y llegar primero a uno, luego al otro y así. Más bien es cuestión de decidir a qué tipo de desarrollo queremos contribuir. Si este desarrollo tiene como meta alcanzar una sociedad justa con derechos iguales para todos, deberá reconocer la diversidad de su población y buscar alcanzar una sociedad inclusiva y sin barreras.

La campaña de la teletón noruega, un evento único

Cada año se realiza un evento más bien único en Noruega. Al mismo tiempo que la televisión nacional dedica toda una tarde y noche de domingo a informar sobre un tema específico y el trabajo realizado por una o más organizaciones que trabajan al respecto, casi cada casa del país es visitada por gente que recolecta fondos para esa misma causa. De esta manera 4.5 millones de noruegos recolectan aproximadamente US $ 20 millones en unas pocas horas.

Este año, hay mucha información sobre el tema del que se tratará ese domingo en periódicos, revistas, radio y televisión.

Para ser beneficiarias de los fondos recaudados en la teletón, las organizaciones que lo deseen deben presentar una solicitud, la cual describirá los proyectos que se beneficiarán por la campaña. Estos proyectos pueden ser en Noruega o en el extranjero.

La Alianza Atlas tuvo la suerte de recibir la campaña del 2002 y escogió como tema “la situación de las per4sonas con discapacidad en países en vías de desarrollo.” En realidad es la tercera ocasión en que la campaña se otorga a organizaciones de personas con discapacidad. La primera vez fue en 1981 y la segunda en 1991. De este modo las OPD han podido recaudar los fondos necesarios para cumplir los requerimientos de co-financiamiento que plantea NORAD. Obtener la campaña del 2002 le dio a la organización la oportunidad de continuar con su apoyo para el desarrollo de discapacitados y gente con tuberculosis diez años más.

Educación pública

También dio a las OPD la oportunidad de diseminar mucha información sobre temas de discapacidad entre el público noruego. Los mensajes principales fueron que la discapacidad es un tema humano, que los discapacitados se cuentan entre los más pobres de los pobres y que se puede hacer mucho tan solo cambiando actitudes y tomando medidas más bien simples. Los comentarios publicados en los periódicos luego de la campaña mostraron que el mensaje había sido escuchado.

Resultados de la teletón

Una prueba más visible de esto fue el hecho de que nunca antes tanta gente se había ofrecido como voluntaria para recolectar fondos. Y nunca antes estos voluntarios recogieron tantos fondos.

El dinero obtenido en 2002 se usará para tres propósitos principales: Apoyo a las OPD de países pobres, programas de rehabilitación comunitarios y lucha contra la tuberculosis. Ni un centavo se gastará en Noruega, aunque las organizaciones podrían haber decidido hacerlo. Pero las OPD de Noruega opinan que mientras pidan solidaridad dentro de sus fronteras, deben ser capaces de mostrarla a las personas con discapacidad que viven en circunstancias mucho más difíciles.

graphic of printer formato para imprimir

Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!