Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 18 Abril-Mayo 2003


Volver al índice en español - Go back to English

Banco Mundial apoya la educación inclusiva en Brasil

Abril 17, 2003 – El Banco Mundial (World Bank) está trabajando con el gobierno de Brasil para que las niñas y los niños con discapacidad, sean parte del sistema escolar regular. Esto es vital para que todos puedan ser incluidos dentro de la sociedad y se puedan beneficiar de todos los servicios.

“Un logro importante en el desarrollo económico y social de Brasil debe abrazar a todas y todos los brasileños, especialmente los niños con discapacidad, para que puedan escapar de la pobreza y tengan la oportunidad de obtener una educación que otros dan por hecho”, dijo Vinod Thomas, Director del Banco Mundial para Brasil. “La educación es la llave para que las niñas y los niños con discapacidad desarrollen su potencial humano y crezcan como los ciudadanos fuertes y productivos del mañana”, amplió.

Judith Heumann, Asesora del Banco Mundial en Materia de Discapacidad, visitó Brasil recientemente para reunirse con Ministros de Estado, encargados de la política y funcionarios de educación para tratar sobre la integración de las personas con discapacidad y de los niños y las niñas con discapacidad en las escuelas. Brasil ha avanzado en su legislación en este tema y el Banco Mundial está trabajando con el gobierno para llevarla a la práctica, comenzando con programas de acceso a la educación y al empleo.

Durante su visita, Judy Heuman manifestó que a ella le agradaría ayudar a los países a usar “un lente de discapacidad” para contemplar con él sus programas, para así crear más oportunidades y mejorar el acceso a otros servicios importantes como la salud y el transporte.

Como parte de su misión Judy Heumann en Brasil, asistió a un taller sobre el tema de educación inclusiva, organizado por el Banco Mundial y el gobierno de Río, que reunió a funcionarios de gobiernos, educadores y representantes de organizaciones no gubernamentales de todo Brasil. El propósito de este seminario era mejorar la comprensión de los temas de la discapacidad y los programas en el contexto brasileño.

Judy Heuman, quien recientemente visitó proyectos en India y Vietnam, dijo que los esfuerzos por educar a los niños con discapacidad frecuentemente son obstaculizados por las actitudes sociales negativas a todo nivel. Así, el seminario cumplió un doble objetivo, le permitió a la comunidad de personas relacionadas con la educación y la discapacidad entender mejor como ofrecer una educación inclusiva de calidad para todos los niños y las niñas, y servirá como modelo que otros países puedrán seguir.

En la escuela de Conselheiro, en el área de Bangœ en Río de Janeiro, hay 60 maestras y el número de estudiantes por clase, es de 30 a 42. El edificio recién renovado le permite a la escuela ser más accesible y ya se pueden recibir a más estudiantes con discapacidad.

Las siguientes estadísticas reflejan la situación de la discapacidad en el mundo: de 600 millones de personas con discapacidad, unas 400 millones viven en países en vías de desarrollo. Se estima que la discapacidad afecta a por lo menos 10% de la población mundial y la UNICEF estima que sólo un 2% de las niñas y los niños con discapacidad están en la escuela.

El Proyecto de Desarrollo Temprano de Río (Rio Early Childhood Development, EDC) apoyado por el Banco Mundial, busca abordar las necesidades de estos niños, y lo hace con las siguientes características particulares:
Cuatro Secretarías para realizar el proyecto: Educación, Salud, Asistencia Social y Trabajo.
Cada actividad del programa le brinda servicios a todos los niños, incluyendo a los niños con necesidades especiales.
El programa se enfoca en 180.000 niñas y niños de familias de bajos ingresos, con edades de 1 mes a 6 años de Río de Janeiro. Los niños pobres de Río de Janeiro, representan el 36% de del total de niños en este grupo de edad.
El proyecto de Río de Janeiro será replicado en siete capitales de Brasil, conforme sus municipalidades se van preparando mejor fiscalmente.

El valor de unificar la educación especial y los programas para la educación inclusiva es que también se unen las comunidades. Si las maestras tienen experiencia trabajando con niños con discapacidad, entonces se mejora el trabajo de todos los niños en la clase. El programa también les enseña a los niños el valor de la diversidad y que todas y todos somos diferentes.

También es importante que los niños con discapacidad entren en comunicación con profesionales con discapacidad. Debido a que los niños con discapacidad de países en vías de desarrollo crecen con menos opciones, pueden buscar mentores. El tema de la educación inclusiva está presente y tiene futuro.

“El Banco Mundial se comprometió a apoyar al gobierno de Brasil para llevar a la práctica una legislación para la inclusión de niños con discapacidad y niños con otras necesidades especiales en el sistema educativo regular”, nos dijo Ana-Maria Arraigada, Directora de Desarrollo Humano del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

“El Banco está integrando en sus proyectos educativos actividades específicas para apoyar a los niños y las niñas con discapacidad, pero nuestro trabajo va más allá de la financiación de proyectos. La falta de transporte, capacitación de maestros, equipo, muebles, materiales educativos y la falta de acceso a las instalaciones escolares, son los obstáculos más visibles que debemos eliminar para lograr una educación inclusiva y de calidad... El obstáculo más grande todavía está en nosotros, es el resultado de nuestra ignorancia acerca de los beneficios de la inclusión”, concluyó Arraigada.

graphic of printer formato para imprimir

Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!